¿Qué necesitas saber al construir casetas de madera?

Las casetas de madera son las aliadas indiscutidas del jardín, eso lo sabemos, pero también pueden convertirse en un lugar para relajarte: las posibilidades son ilimitadas. Te contamos sobre estas construcciones particulares.

En nuestra imaginación, las casetas de madera pueden ser solo un pequeño espacio donde guardamos nuestras herramientas de jardín, pero también pueden cumplir muchas otras funciones. Las  casetas de madera suelen ser de varios tamaños, es decir, se pueden adecuar a cada parcela. Existen propuestas de casetas de 15 a 35 metros cuadrados y rangos de precios muy diversos.

Los diseños también son muy variados: encontrarás muchas opciones en casetas prefabricadas, pero incluso si en ellas no encuentras lo que estás buscando, puedes diseñarlas como quieras. Con el proveedor indicado, verás que  tu propio diseño de edificación tiene un precio muy parecido al de la caseta prefabricada de madera.

Caseta de madera: un lugar tranquilo

Esta gran variedad de tamaños, sumado a que hoy en día a las casetas de madera se les pueden incluir los avances tecnológicos que necesitemos para añadirles comodidad, amplían las posibilidades de este tipo de edificaciones. ¿Un cuarto de invitados? ¿Una oficina? Puedes tener una buena instalación eléctrica y disponer de internet o contar con un baño con lujos para convertirlo en un lugar en donde relajarte.

Aparte de aislar el frío y el calor, las casetas prefabricadas de madera también pueden aislar de los ruidos molestos del exterior. Esta es una característica muy importante para dar tranquilidad, lo que también ayuda cuando uno está en este tipo de construcciones y desea sentirse cómodo.

¿Por qué la madera es un buen material de construcción?

  1. Resistencia a la tracción: en pocas palabras, puede soportar mejor su propio peso, lo que permite espacios más grandes y menos soportes necesarios en algunos diseños de edificios.
  2. Eléctrica y resistente al calor: la madera tiene una resistencia natural a la conducción eléctrica cuando se seca a niveles de contenido de humedad estándar (MC), generalmente entre el 7% y el 12% para la mayoría de las especies de madera. Su resistencia y dimensiones tampoco se ven afectadas significativamente por el calor, lo que proporciona estabilidad al edificio terminado.
  3. Absorción acústica: las propiedades acústicas de la madera la hacen ideal para minimizar el eco en los espacios de la vivienda o la oficina.
  4. Estética y estilo individual: con la amplia variedad de posibilidades disponibles, la madera presenta una increíble gama de opciones estéticas, además de proporcionar variadas propiedades mecánicas, acústicas y térmicas junto con otras que se pueden seleccionar en función de la necesidad del proyecto de construcción.

Ahora entiendes por qué una caseta de madera puede añadir mucho a tu calidad de vida. No se trata solo de un espacio en el jardín donde guardamos algunas cosas que no queremos ver: se trata de un tipo de construcción económico que puede agregar mucho a la comodidad con la que vivimos nuestro hogar.

Ponte a pensar en todo lo que podrías hacer en tu nuevo espacio de relax y comienza a fantasear con tu propia caseta de madera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here